Cómo ser el peor Community Manager en 10 pasos

Cómo ser el peor Community Manager en 10 pasos

Hay muchas guías para ser un buen Community Manager, muchos blogs dedicados a informar sobre las cualidades que tiene que tener, pero no hay ninguno que te ayude a volver al paro cuando te satures de tanto Twitter, Facebook, y tanto Social Media y quieras dejar el desagradecido trabajo de Community Manager.

Si tienes más consejos déjalos en comentarios, para que todos los que han sido obligados a trabajar de CM encuentren una forma de liberarse de tan pesado yugo:

  1. Revisa quién ha dejado de seguir cualquiera de las cuentas que llevas. Deja de seguirlos inmediatamente y envíales una mención del tipo: ¿Por qué me has dejado de seguir? ¿tienes algún problema conmigo? ¿qué te he hecho yo? ¿eh? También puedes dejarles comentarios inquietantes del tipo “Arrieritos somos, y en el camino nos encontraremos…”
  2. Equivócate de cuenta al publicar. Escribe opiniones personales para publicarlas con tu cuenta personal y después por error publícalas desde la cuenta oficial del partido. Siempre podrás decir que ha sido un hacker. También puedes publicar con la cuenta de empresa tus quehaceres cotidianos, como “me fui a hacer caca”, detalles personales como “hoy me baño si o si” o crónicas del tipo “que desfase el de anoche”. (Todos son casos reales).
  3. Acude a cubrir un evento y no se te ocurra cargar la batería antes, y por su puesto, olvídate el cargador. Así podrás tuitear apasionadamente los 10 primeros minutos del evento y después podrás pasarte el resto del día preguntando a todo el mundo si te deja un cargador, que sea compatible, que no lo esté usando, y cuando lo hayas conseguido buscar un enchufe libre. Con eso ya tienes el día echado 😀
  4. Publica en todas las redes sociales que lleves a la vez y de forma precipitada cuando veas algo interesante, hazlo rápido, con faltas de ortografía y que no se entienda muy bien… ¡Y no se te ocurra revisar nada antes de publicarlo!
  5. Busca en Twitter el contacto a quien tienes que hacer una comunicación importante y confidencial, y en vez de pulsar “enviar DM”, publícalo en abierto. Eso si, no te des cuenta hasta dentro de media hora, cuando todo el mundo se haya enterado y tu contacto ya no te hable.
  6. En vez de crear una página de Facebook para tu empresa, crea un perfil de usuario con la imagen de la empresa, y no revises las notificaciones del perfil. Así todos sabrán que “tu empresa” está jugando a Farmville a las 2 de la mañana, o jugar hasta conseguir tu propio record y que se publique automáticamente en tu cuenta de twitter que has obtenido 5930 puntos en el Bubble Shooters Adventure! Además, no pasa nada, luego puedes echarle la culpa a tu hija.
  7. Pon mucha pasión en tu trabajo, mucha!!!! Escribe en mayúsculas las cosas importantes, O TODO, equivale a gritar, pero QUE SE NOTE QUE LO VIIIIVEEEES!!!!. Llena tus tuits de emoticones 😛 😉 :X :$ 😀 que haya muchos para que se vea que molas, y pon muchos signos de exclamación!!!!!, tantos como puedas!!!!!!!!! da igual que parezcas una fan de Justin Bieber. Ahhhh, y cuando haya que darle suspense a la cosa pon kilo y medio de puntos suspensivos, no importa que lo normal sean tres, tu llena líneas enteras con ellos ………………………… así parecerás un Community Manager interesante, y si además #conviertestodoenhashtags #entustuits se verá que #eresmuycool y #entiendesmuchodeesto 😉 😛 XD :O
  8. Publica contenido sin control. Tras estar 3 días sin publicar nada tienes que recuperar el tiempo perdido, lo mejor es que busques noticias sobre los temas de tu empresa, y publiques 15 o 20 seguidas, no hace falta dosificarlas en el tiempo. Si, son muchas, deja descansar un tiempo la cuenta y ya publicarás otras 15 o 20 la semana que viene, cuando te acuerdes.
  9. No contestes a todas las menciones, solo a las de los gurús de Twitter, no vaya a ser que los que solo tienen 100 seguidores se crean importantes. Es mejor que piensen que no tienes tiempo o personal suficiente para hacerlo, que se vea que eres alguien muy ocupado, eso te dará caché.
  10. No te cortes, los viernes haz #FF a todo el mundo, de 10 en 10, hasta que se lo hayas hecho a tus 2000 seguidores, no hace falta que tengas motivos o que tengan sentido, lo importante es quedar bien. Y cuando hayas terminado haz RT a todo lo interesante o divertido que veas, hasta que te duela el dedo de hacer clic. Si al final del día has perdido 300 seguidores, no pasa nada, seguro que son unos ingratos que no saben apreciar tu entrega, ellos se lo pierden.

Si con todo esto no te despiden o incluso te contratan otras empresas para ser su Community Manager, ya puedes vivir tranquilamente de esto. Y si un día te agobias y te quieres ir a dar una vuelta, al cine, o de vacaciones, déjale las cuentas a tu primo adolescente de 15 años que está enganchado al Twitter y al Whatsapp. Total, nadie notará la diferencia.

Pedro Orihuela

Emprendedor y co-organizador como responsable del área de comunicación de Congreso Web.

Twitter

Blog de Internet

7 comments

  1. Barbikiu says:

    Jajajajajajaja…la que más me gustó fue: “Siempre podrás decir que ha sido un hacker”, y el “o importa que parezcas un fan de Justin Bieber”, con miles de signos de exclamación…ajajajajajjaa…genial!

  2. MT says:

    Este excelente manual, está dirigido a CM de MARCAS empresariales consolidadas o serias.

    Para CM de campañas de marketing de políticos, personajes de tv, farándula, etc, hay excepciones.

    ¿podrían publicar un manual para ello?, ¿oh no?

    Saludos

  3. VICTOR says:

    Que bueno!!! Creo que te falta la de: “uppsss publiqué algo que no debía y me doy cuenta una hora tarde, voy a borrarlo después de que todo el mundo ya se haya hecho eco de tu twit”

    Gran recopilatorio!!! 🙂

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *